Si hay algo que me puede gustar más que el chocolate es levantarme temprano los sábados. Madrugar lo he odiado toda mi vida. Siempre he sido del equipo de “cinco minutos más” cuando suena el despertador. Eso creo que solamente lo cumplo los días que tengo que madrugar para ir a trabajar. Los fines de semana en cuanto me despierto, me levanto. ¿Por que tenga que hacer algo? Realmente a veces no, pero eso de dar unas vueltecitas al proyecto que tienes entre manos mientras desayunas con todo en silencio, viendo alguna serie de esas que sólo te pones de fondo en Netflix… para mí no tiene precio.

Ahora que ya hace algo más de fresquete, y apetece tejer proyectos con lana más abrigadita, os enseño mi Eri (Laine Magazine 4). Mi proyecto de las vacaciones de verano y que tuve que tejer bajo el aire acondicionado porque… da calorcito. Las fotos también las hice en cuanto lo bloquee, justo después de terminar de tejer, y doy fe de que es abrigadito.

Me gustó tanto tejerlo que no me importaría volver a hacer otro. El cuerpo quedó como a mí me gusta, nada de que sea corto, lo prefiero un poco por debajo de la cinturilla de los tejanos. El único ¡ay! que tuve fueron las mangas, que terminé justo las disminuciones una vuelta antes de empezar a hacer el elástico y son un pelín, pero muy poco, largas. Del estilo Enrique Iglesias cuando cantaba con su gorra, su lunar y su “experiencia religiosa“.

Las madejas para tejerlo las encontré por pura casualidad. Lo quería tejer en un color parecido al del patrón, pero no quería comprar el material online por si después la tintada variaba mucho. Y en una visita fortuita de “solo voy a dar una vueltecita” a Miss Kits, la encontré. Es Malabrigo Arroyo en color Reflecing Pool. El color es un poco más oscuro de lo que ha salido en las fotos 🙂

Espero que os guste este proyecto 🙂 ¡Hasta el sábado que viene!

Sigue Leyendo


En un abrir y cerrar de ojos se ha plantado el invierno en la calle. Así, como si nada, como si estuviera esperando a la vuelta de la esquina. Yo llevaba varios meses con algún jersey que otro preparado para tejer y… en cuanto le de al botoncito de “publicar post” me voy rauda y veloz a un rinconcito del sillón a empezar uno, que apetece eso de que, vuelta tras vuelta, lo que vas tejiendo también te vaya abrigando.

El post de hoy lo tenía prometido desde hacía tiempo. Publiqué una primera versión de él en este post en el que os enseñaba paso a paso cómo tejer el punto brioche, de un sólo color y tejido abierto. Hoy vamos a ver cómo hacerlo, abierto sí, pero con dos colores. Realmente es algo muy fácil: prepara dos colores que contrasten y una aguja circular.

¿Circular? Sí, si, lo has leído bien, es para ir moviendo los puntos de un lado a otro de la aguja cuando tenemos que tejer dos veces, con los distintos colores, la misma “cara” del tejido.

No me enrollo más y te dejo con el paso a paso 🙂 ¡Un abrazo!
Sigue Leyendo

  • Celeste

    Tenía ganas de aprender este punto. Gracias, esta super bien explicado.ReplyCancel

  • Vivian

    Me encantan todos tus trabajos!!!! Muchas gracias ir compartirlos!!!ReplyCancel

    • thingstoknit

      Muchas gracias a ti por pasarte por este rinconcito! Un abrazo 🙂ReplyCancel


Este post me da mucho orgullo y mucha pena, todo a la vez. Orgullo porque ¡ey! hemos acabado nuestras ciervitas. Para muchas era la primera vez, y me incluyo yo también ahí. Hacía, de hecho, mucho tiempo que no cogía la aguja de ganchillo y tenía muchas ganas. Es de esos proyectos que abultan poco y te puedes llevar a cualquier parte 🙂 Por otro lado me da mucha pena, porque ha sido un mes increíble en el que he compartido este proyecto con todas vosotras y os echaré de menos.

Debo daros las gracias, claro que sí. A menudo me las dais a mí, pero no se merecen para nada. Al contario: todo, y repito TODO es obra vuestra, yo intento facilitaros todo lo que puedo y echaros un cable en lo que necesitéis. Pero todo eso sería para nada si no estuvíerais al otro lado, así que: de corazón GRACIAS. Gracias por formar parte de esto, del CAL y de la comunidad.

Como viene siendo tradición en los KAL (y ahora CAL), en el último post hoy os enseño mi pequeña ciervita. ¡El vestido me dio una guerra tremenda! Entre hacer y deshacer y versiones varias para que quedara como quería 🙂 Pero me alegro de cada vez que he tenido que tirar de la hebra, de esos momentos también se aprende, aunque nos de la desesperación máxima, no importa 🙂

No me quiero despedir sin recordaros que el grupo de Facebook mañana se disolverá. Pero si quedan dudas, ciervitas a medias, cualquier problema que tengáis estoy al otro lado del correo (hola@thingstoknit.com) y en mi perfil de Instagram (@thingstoknit).

¡Un abrazo muy fuerte! Nos vemos en la próxima 🙂
Sigue Leyendo