Cómo hacer tus propios scrunchies


A veces coso, proyectos pequeñitos (muy pequeñitos) no os creáis. No soy nada pro de esta disciplina: algún apaño rápido y regulero en la ropa, botones que estoy a punto de perder por la calle y cosas así. El tutorial de hoy es fácil fácil, apto para las que coser algo, por pequeñito que sea, ya es un gran paso para ellas (como yo).

Si habéis sido niñas en la década de los 80/90 os acordaréis de esos coleteros de tela que nos ponían nuestras madres: los scrunchies. El primero que he utilizado este verano me lo regaló una amiga (¡gracias Vero!) y son ideales para los típicos moñetes que nos hacemos en un segundo para que el pelo no de calor o para que el pelo no se enrede en la playa.

Se tardan cero coma en hacer y en una sola tarde podéis hacer tantos como queráis. Estampados Liberty, rayas, lisos, combinados… No hay límite y, para las que hacéis patchwork, es un proyecto genial para reciclar esas tiritas pequeñas que quedan de tela y que no conseguís encajar en otro proyecto.


Materiales
Antes de empezar, esta es la lista de materiales que tenéis que hacer a mano:

  • Telas de varios colores (en las tiendas de Patchwork venden packs con trozos de tela pequeñitos y que, normalmente, combinan entre sí). De ancho deben tener como mínimo 45 cm.
  • Goma
  • Tijeras
  • Imperdible
  • Metro

Paso a paso

Paso 1. Lo primero que haremos será cortar la tela para hacer el scrunchie y la goma interior. El trozo de tela que debemos cortar será de 45 cm de largo y 9 cm de alto. La goma será de 19 cm de largo y, aproximadamente, 0.5/0.7 cm.


Paso 2. Doblamos la tela por la mitad con el revés de la misma hacia fuera.


Hacemos una costura lateral para unir los dos lados de la tela. No hace falta que esta esté muy pegada al borde, coge como referencia en ancho del prensatelas como en la imagen superior.


No hagas la costura completa de punta a punta. Deja en los extremos un trozo sin coser para después poder unir las puntas y meter la goma de forma cómoda.


Paso 3. Da la vuelta a la tela. Puedes ayudarte de un palito fino o de un boli Bic. Aquí te dejo el enlace a un vídeo en el que se explica cómo dar la vuelta a tiras cosidas pequeñas.


Paso 4. Dobla por la mitad la tira de tela, con los dos extremos juntos.


Coge con alfileres los dos extremos de la tela del scrunchie, para que al coserlo en la máquina se mueva lo menos posible y no se retuerza.


Cose a la máquina, por completo, los dos extremos de la tela. Cuando termines te quedará como en la imagen superior.


Paso 5. Ahora vamos a poner la goma. Métela por el hueco que hemos dejado en la tela y asegura el extremo con un alfiler para que no se mueva.


En el otro extremo pon un imperdible para que sea fácil ir metiendo la goma por la tira de tela.


Una vez que termines con el paso anterior, monta un poco los extremos de la goma, uno encima del otro, y cóselos para fijarlos.


Paso 6. Por último cose a mano, con una costura escondida, el trocito que nos queda abierto de la tela del scrunchie.


¡Ya tenemos nuestro scrunchie terminado y listo para usar! Ahora repite el proceso anterior para hacer tantos como quieras 🙂

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*